sábado 25 de marzo del 2017

Última carga01:25:37

Nueva Región de Ñuble podría ser realidad durante 2016 ó 2017

Tras confirmación presidencial de que el proyecto será enviado en un máximo de 5 meses al Congreso, discusión comenzaría en marzo.

Decepción. Esa fue la sensación que primó entre la mayoría de los 19 alcaldes que desfilaron con un lienzo alusivo a la creación de la Región de Ñuble, el pasado 20 de agosto en el natalicio 236 de Bernardo O’Higgins.

Esto pues, durante su intervención de 12 minutos en el acto cívico militar chillanvejano, la Presidenta Michelle Bachelet, no hizo referencias a la creación de la Región de Ñuble. Centró sus palabras en engrandecer a la figura O’Higginiana y destacar el inicio del feriado intercomunal.

“Todos estábamos esperando lo mismo, que la Presidenta anunciara algo sobre Ñuble Región, y que finiquite de una vez por todas esta aspiración”, comentó durante esa jornada el alcalde de San Nicólas, Víctor Toro (DC).
Richard Irribarra (PRSD), alcalde de Quirihue, lamentó la nula alusión presidencial al proyecto de autonomía ñublensino, y al igual que otros ediles oficialistas y de oposición, esperó que Bachelet sí aludiera a Ñuble Región en algún punto de prensa.

Finalmente, la Jefa de Estado, en medio de los saludos ciudadanos, fue abordada por la prensa local sobre su impresión del desfile de los alcaldes y de la osada puesta en escena exhibida por los jefes comunales que se detuvieron frente al palco de honor con el lienzo y el directo mensaje: “Los alcaldes de Ñuble unidos por la Región”.

“Me pareció estupendo (el desfiles de los ediles). Yo en campaña comprometí que Ñuble iba a ser región y estamos trabajando para que Ñuble sea región. Esperamos este año mandar el proyecto de ley al Parlamento. La Subdere está trabajando (...) tengo información de que dentro de aproximadamente cinco meses estaríamos enviando el proyecto al Congreso, así es que ojalá sea antes de fin de año”, puntualizó la Mandataria.

Si se cumplen los plazos (5 meses) y el cuerpo legal es despachado desde el Ministerio Secretaría General de la Presidencia hasta el Parlamento, la tramitación comenzaría recién marzo de 2015, dice el senador Víctor Pérez Varela (UDI), quien cuestiona los tiempos planteados por el Ejecutivo.

“Bachelet y personeros de la Nueva Mayoría, dijeron en 2013 que con o sin estudio, el proyecto se iba a despachar al Congreso. 2014 es un año perdido para la aspiración ñublensina, y no será fácil la discusión parlamentaria”, anticipa el legislador gremialista.

Esto pues, al igual como ocurrió con la creación de la Región de Los Ríos, en Ñuble ya existen anhelos territoriales de ciertas localidades en convertirse en capital provincial en la zona del Itata: Quirihue, Trehuaco y Coelemu. El estudio licitado por la administración piñerista sugiere a la primera de éstas, y sobre esa base está trabajando la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere). Pero es lógico suponer que las otras dos localidades expondrán sus argumentos para capitalizar convertirse en cabecera provincial, y junto con ello, abrir un debate que podría retrasar el proceso. A esto se suma que podría haber comunas que defiendan cierta pertenencia a alguna provincia y no a otra.

Al interior del propio Congreso, legisladores de zonas como Aconcagua o El Loa, pudieran exponer pretensiones similares a las ñublensinas, lo que obligaría a redoblar el “lobby” de los parlamentarios locales, agrega Pérez Varela, quien estima la duración del trámite legislativo en dos años. Es decir, en el mejor de los casos, Ñuble podría ser región a fines de 2016 o inicios de 2017.
Más optimista es el senador Felipe Harboe (PPD), quien proyecta la tramitación en un año, pero sostiene que es necesario incorporar discusión ciudadana para validar aún más el proyecto.

Comisión Presidencial

Las palabras de Bachelet en Chillán Viejo, descartan que esté esperando alguna recomendación específica sobre Ñuble por parte de la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización. Si bien los comisionados se pronunciarán sobre la creación de nuevas regiones, sus propuestas apuntarán a normar y descentralizar los procedimientos relativos a esas materias. Ello, es prudente. El estado de avance del proyecto ñublensino en la Subdere, en Santiago, se desconoce. Si estuviera radicado en la actual región, sería más fácil conocer la etapa en la que se encuentra, o los detalles del “mejoramiento” al que es sometido el estudio de la UdeC.