lunes 27 de marzo del 2017

Última carga01:25:37

Comisión CORE aprueba que sean cuatro las Provincias de la Región del Ñuble

27-10

Por 15 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones fue aprobada ayer la propuesta sobre la creación de la Región del Ñuble presentada por los seis consejeros regionales (cores) locales a la Comisión de Planificación y Ordenamiento Territorial del Consejo Regional (CORE) que sesionó en Chillán.

Esto pues la Subdere cursó una consulta no vinculante, pero legalmente exigible, a ese órgano colegiado respecto a siete aspectos del proyecto de ley que la Presidenta Michelle Bachelet enviará al Congreso.

La proposición aprobada ayer será sometida hoy a votación en el plenario del CORE “para que la respuesta a la Subdere sea rápida, expedita y no se dilate más una aspiración legítima y ciudadana”, acotó el core Cristian Quiroz (MAS).

Tras un intenso debate que se prolongó por casi tres horas, finalmente se acordó respaldar la moción ñublensina sobre los ejes centrales del futuro nuevo territorio político-administrativo.

En lo medular, se mantiene la denominación Región del Ñuble, así como las delimitaciones territoriales que comprenden la actual provincia, sin incorporar a Yumbel y Cabrero, a pesar que electoralmente formarán parte del nuevo distrito 19, que fusiona los actuales 41 y 42.

Asimismo, el documento plasma que Chillán sea la capital regional y propone cuatro provincias para la nueva región: Punilla, Itata, Diguillín, y Ñuble o Chillán (aún sin resolver el nombre que tendrá esa posible provincia).

Ello coincide con uno de los escenarios que la Subdere ha considerado en el texto legal que está elaborando y que por primera vez fue socializado ayer con las autoridades locales.

Sin embargo, los equipos técnicos de esa subsecretaría plantean a Chillán como capital regional y provincial, mientras que los cores postulan a Chillán Viejo como la cabecera provincial del territorio que aglutinará a la intercomuna, junto a Pinto y Coihueco.

En Punilla, San Carlos es la ciudad propuesta como capital de las comunas de Ñiquén, Coihueco, San Fabián y San Nicolás.

En tanto, la Provincia de Diguillín tendría como núcleo capital a Bulnes, generando sinergia con Quillón, San Ignacio, Yungay, Pemuco y El Carmen.

El único punto no resuelto se instala en el Valle del Itata, donde Quirihue y Coelemu son las localidades propuestas para asumir la condición de capital de las comunas de Trehuaco, Cobquecura, Ninhue, Portezuelo y Ránquil.

Por ello, surgió la idea de realizar una consulta ciudadana para que sean los habitantes de esas últimas comunas los que decidan por una u otra opción.

Igual mecanismo podría zanjar la denominación que se le dará a la provincia donde estará la capital regional: Ñuble o Chillán.

“Me parece que es la modalidad que mejor podría resolver los puntos donde aún existe disenso”, afirmó Alicia Yáñez (PPD), consejera de Concepción.

Ratificando una posición contraria a la creación de la Región del Ñuble, los cores penquistas Óscar Gutiérrez (PPD) y Edmundo Salas (DC), plantearon realizar un plebiscito en toda la provincia, argumentando que el proyecto no cuenta con un respaldo “ciudadano conocido”.

Esa postura fue duramente desestimada por los cores ñublensinos, quienes defendieron el carácter ciudadano del plan de autonomía ñublensino.

“Acá hay comités ciudadanos, a la Presidenta Michelle Bachelet se le entregaron más de 80 mil firmas de respaldo a la iniciativa. Eso es superior a cualquier plebiscito. Es irrisorio plantear que no hay apoyo de la gente, este proyecto nace hace más de 18 años desde las bases de la comunidad chillaneja”, replicó el consejero Hernán Álvarez (DC).

Extensa jornada

A las 10.30 la presidenta de la comisión, Tania Concha (PC) dio lectura al oficio enviado por la Subdere, para dar paso a las exposiciones de académicos de la UBB, UdeC, y directivos del Comité Ñuble Región, quienes aportaron insumos descriptivos de la demanda ñublensina.

Igualmente intervino el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar (Ind-RN), quien recordó el origen transversal del proyecto. “Fuimos hasta La Moneda y convencimos al ex ministro del Interior Andrés Chadwick (UDI) sobre la necesidad de escuchar la sentida aspiración de Ñuble. Se licitó el estudio que hizo la UdeC y ahora no tenemos dudas que la Presidenta Bachelet cumplirá su palabra y enviará el proyecto”, dijo el edil.

Viviana Betancourt, jefa de la División de Política y Estudios de esa subsecretaría explicó que la consulta al CORE podría haberse realizado con posterioridad al envío del proyecto de ley al Congreso, tal como aconteció con la creación de las regiones de Los Ríos, y Arica y Parinacota (2007).

“Jurídicamente eso era lo que correspondía y lo que sostenían los abogados. No obstante, la Presidenta Bachelet tomó la decisión política de hacer esta consulta antes del despacho del texto legal. Primero, porque responde a la agenda descentralizadora que impulsa el gobierno. Son otros tiempos. Segundo, porque los cores fueron electos popularmente, al contrario de lo que sucedía hace 7 años cuando se crearon las otras dos regiones”, apuntó Betancourt.

“Confiamos plenamente en que nuestra respuesta será considerada por el Ejecutivo, aunque legalmente no sea vinculante. Eso validará nuestro rol y la postura mayoritaria que existe en el CORE de apoyar la creación de la nueva región”, afirmó el presidente del CORE, Eduardo Muñoz (DC).