sábado 25 de marzo del 2017

Última carga01:25:37

Región del Ñuble en fase decisiva: comienza a discutirse en el Congreso

 
region-decisiva
  • Subdere deberá presentar el proyecto y exponer los argumentos que lo sustentan.
A las 15 horas del próximo martes 29 de septiembre, sesionará la comisión de Gobierno Interior, Descentralización y Regionalización del Senado. Si bien la tabla indica que solo se verá el proyecto de ley que crea los consejos comunales y los planes comunales de seguridad pública, dada la buena disposición de la instancia para abordar el proyecto que crea la Región del Ñuble -tres de sus cinco miembros se manifestaron a favor, y el senador Felipe Harboe integrará la comisión en reemplazo de Rabindranath Quinteros, quien se oponía-, existe la posibilidad que los legisladores tengan un primer apronte con la iniciativa, que deberá ser votada primero en general (idea de legislar), y luego en particular.
 
El subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, retoma mañana sus funciones en la capital, luego de estar coordinando la ayuda en la Región de Coquimbo, tras el terremoto, por lo que se espera que se agende su participación en la comisión para presentar el proyecto.
 
Se iniciará así durante octubre una larga tramitación, que según políticos locales, debiera ser más corta que la desarrollada en 2006, cuando se crearon las regiones de Arica y Parinacota y Los Ríos (veinte meses).
 
Primordial será la solidez de los argumentos ñublensinos, los que de acuerdo al proyecto enviado, se basan en la historia, identidad, y vocación productiva propias de la actual provincia. Estos se entrecruzarán con las visiones contrarias a la creación de nuevas regiones, como la del ex Presidente Ricardo Lagos, que apuntan hacia la generación de macro zonas. También será un tema a considerar el impacto en el Presupuesto Fiscal que implicará la instalación de la nueva región, sobre todo, porque en el período en el que se legislará, se espera, haya importantes recortes.
 
De acuerdo al informe elaborado por la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda, echar a andar la región costará $17.203.464 millones, en su primer año de aplicación, y $15.561 millones en régimen (la diferencia corresponde a gastos que se efectuarán por una sola vez). El gasto corresponderá al pago de remuneraciones para el personal de planta (75 personas) y contrata del futuro Gobierno Regional, del Servicio de Gobierno Interior y otros servicios públicos; del Consejo Regional; gastos operacionales, inversión, etc.
 
Lo que plantea el texto
El proyecto firmado el pasado 20 de agosto en Chillán por la Presidenta Michelle Bachelet, contempla la creación de la XVI Región de Ñuble, cuya capital será Chillán. Ésta comprenderá tres provincias: Diguillín, integrada por las comunas de Chillán,  Chillán Viejo, Coihueco, Bulnes, San Ignacio, El Carmen, Pinto, Pemuco y Yungay. Su capital será Bulnes; Provincia del Punilla, que incluye las comunas de San Carlos, Ñiquén, San Fabián y San Nicolás. Su capital será la ciudad de San Carlos; y la Provincia de Itata, que comprende las comunas de Quirihue, Cobquecura,  Ninhue, Trehuaco, Coelemu,  Portezuelo, Ránquil y Quillón. Su capital será la ciudad de Quirihue.
 
Según se consigna en el texto, en la conformación provincial descrita se agruparon los territorios considerando como base las vinculaciones y dinámicas territoriales históricas presentes en dichas localidades. Es más, se tomó en cuenta la existencia y experiencia de los territorios de planificación creados, los que están agrupados de manera similar a la propuesta en el proyecto de ley.
 
En cuanto a las capitales provinciales,  “éstas se caracterizan por ser centros urbanos de relevancia en cuanto a cantidad de población, centralidad, gravitación, y fuerza centrípeta de las relaciones, vinculaciones, y distancias con el resto de las comunas de la provincia. Además, se proponen por cuanto albergan la mayor cantidad de servicios públicos y financieros del territorio”, se sostiene en el articulado.
 
Durante la discusión del proyecto, algunas comunas buscarán cambiar esta propuesta. Coihueco, por ejemplo, prefiere quedar en la Provincia de Punilla y no en Diguillín, mientras que Quillón aspira a cambiarse desde Itata hasta Diguillín. Otras localidades, en tanto, aspiran a convertirse en capitales provinciales: Coelemu, en Itata, y Yungay y Chillán Viejo, en Diguillín.
 
Representación
Como consecuencia de la creación de una nueva circunscripción correspondiente a la Región del Ñuble, la actual circunscripción del Bío Bío se reducirá en dimensiones, disminuyendo de cinco senadores previstos en la nueva ley electoral, a tres. Los dos restantes serán elegidos a partir de 2021 en representación de la circunscripción de Ñuble. Éste es otro punto que deberá zanjarse posteriormente, con un cambio a la citada ley, ya que circunscripciones con igual o menor cantidad de habitantes, como Antofagasta y Los Ríos, eligirán tres senadores.
 
Junto a lo anterior, se propone modificar la composición del distrito 19 (actuales 41 y 42), sacando de él a las comunas de Cabrero y Yumbel, que pertenecen a la Provincia de Bío Bío. 
 
En tanto, el Consejo Regional de la Región del Ñuble se constituirá el día de entrada en vigencia de la ley, integrándose con los actuales consejeros elegidos en representación de la Provincia de Ñuble (seis), quienes permanecerán en sus cargos por el tiempo que reste para completar el respectivo período de conformación. Para las primeras elecciones de cores en la nueva Región del Ñuble, ésta elegirá 16 consejeros.
 
Por último, en el ámbito jurisdiccional, se creará la Fiscalía Regional, y la única modificación del sistema será el traslado de las causas de Tucapel -que actualmente se ven en Yungay-, a Los Ángeles.