jueves 15 de noviembre del 2018

Última carga01:25:37

La gesta de Diario La Discusión y sus 145 años de historia

5-18

Son 145 años de un ejercicio periodístico caracterizado por su rigurosidad y compromiso con la expresión del debate informado y responsable, que nace desde los habitantes de la Provincia de Ñuble.

Desde su fundación en 1870 por parte del empresario Juan Ignacio Montenegro, LA DISCUSIÓN se ha caracterizado por ser un medio orientador de la opinión pública, puesto al servicio de la región y del país.

Uno de los mitos urbanos que se han construido en torno al matutino hace referencia al nombre que lleva.

De acuerdo a la historia popular, Juan Ignacio Montenegro se encontraba junto a un grupo de amigos discutiendo respecto al nombre que debería tener su emprendimiento.

Luego de una serie de propuestas, una voz frenó en seco el debate: ¡La Discusión!

El nombre se transformaría en sinónimo del segundo diario más antiguo de Chile; para otros, “el decano de las regiones”.

Ángel Custodio Oyarzún, Manuel Jesús Ortiz y Felidoro Tapia, fueron los continuadores del trabajo que inició Montenegro durante la última parte del siglo XIX y comienzos del XX.
Hacia la segunda década de este, el matutino se asume como un medio puramente informativo y abierto a todas las tendencias políticas y sociales de la época, tradición que cultiva hasta hoy.

El centenario de la ciudad dio pie para que el diario profundizara su interés por el desarrollo de Chillán, presentando las visiones de futuro con arraigo en la realidad local.
Sin embargo, el terremoto de 1939 mermó la tarea informativa. El edificio y sus prensas quedaron destruidas por el sismo que mantuvo al diario fuera de circulación por más de tres meses.

Alfonso Lagos

El periodista y director del matutino, Alfonso Lagos Villar, llevaba solo tres años en el cargo cuando asumió la tarea de reconstruirlo y proyectarlo en el siglo XX.

Durante la reconstrucción de la ciudad, LA DISCUSIÓN desempeñó un rol crucial en la definición del nuevo Chillán. A través de sus páginas, la ciudad fue tomando forma en torno a las necesidades de los vecinos. De esa forma, continúo su trabajo por más de 40 años en los que el diario interpretó los cambios de la sociedad chilena durante la segunda parte del siglo pasado.

Al trabajo del diario se sumaría Radio La Discusión, una de las pioneras en la actividad radial de Ñuble y a fines del siglo XX, y en sintonía con el desarrollo tecnológico, entraría en funcionamiento ladiscusion.cl, el portal web del matutino que se ha consolidado como el líder en cobertura digital durante su trayectoria.

La primera década del nuevo milenio, nuevamente enfrentaría al diario a un desafío producto de una catástrofe.

El terremoto del 27 de febrero de 2010 supuso un reto periodístico que LA DISCUSIÓN asumió con la tarea de mantener informada a la ciudadanía de forma responsable y criteriosa ante la falta de comunicación en el país.

A través de su historia, y al igual que Chillán, nuestra casa periodística se puso una vez más de pie y continúa trabajando para entregar contenidos informativos de calidad que buscan formar una sociedad y un electorado con opinión frente a los cambios sociales y políticos de nuestra época.