sábado 23 de septiembre del 2017

Última carga01:25:37

Los secretos de la colección franciscana que atrae a investigadores mundiales

0111cultura1

  • Los hallazgos relacionados con la música son los más importantes que se han documentado.

Continúan los trabajos de restauración de la gran biblioteca del Museo Franciscano, tarea que se está desarrollando a toda máquina en el Centro de Documentación dependiente de la Universidad de Talca, entidad que tiene la custodia de la biblioteca de la congregación en comodato por cinco años para lograr la recuperación de los libros que tienen un valor incalculable.

Así lo expresa el director del centro, Eduardo Bravo, quien tiene a su cargo un equipo multidisciplinario a cargo de las tareas, además del apoyo de estudiantes de la misma Universidad de Talca, casa de estudios que ha tomado este rescate y conservación como un gran y primer desafío.

Eduardo cuenta que durante el 2014 se llevó a cabo la recuperación de 3.159 ejemplares y a la fecha de lo que va de este 2015, lo libros rescatados suman más de cuatro mil.

“Llevamos a la fecha un 71 por ciento del trabajo total realizado. El año pasado se efectuó una exitosa primera etapa con la intervención de las cajas que contenían los libros más antiguos (anteriores al año 1840) y parte de las cajas rotuladas en negro (posteriores a ese año)”, explica el director.

Eduardo advierte además que esta primera etapa se logró gracias a un proyecto Fondart que destinó financiamiento a esa meta.

Gracias a este impulso, ocho estudiantes becados tuvieron la oportunidad de ser capacitados por el mismo Centro de Documentación Patrimonial.

Sin embargo, el Consejo de la Cultura y las Artes, CNCA, no aprobó la segunda parte de la intervención de rescate. “Pese a no contar con esa importante ayuda, la Universidad de Talca continuó durante este 2015 trabajando en el salvataje de los libros y en su inventario con el valioso apoyo de alumnos con beca de reciprocidad”, agrega el director.

Interés internacional
En total, el Centro de Documentación Patrimonial lleva un 71 por ciento de avance en los trabajos basados en una propuesta inicial de rescate. Según explica Eduardo, el interés se ha centrado en la realización del inventario de esta biblioteca y la conservación curativa que impedirá a través de la limpieza y desinfección de los libros que éstos continúen deteriorándose. “Este trabajo nos ha permitido abrir la colección a investigadores de todo el país y el extranjero”, cuenta.

La música es el área que más ha reportado hallazgos para los investigadores del centro, tal como lo explica el musicólogo de la Universidad de Talca, José Miguel Ramos. “Hemos hecho varias publicaciones junto al musicólogo Gonzalo Martínez, también hemos participado de mesas en congresos en Chile y en España y seguimos trabajando en otros artículos de investigación. Hemos descubierto que la actividad musical de los franciscanos en Chillán fue súper relevante. Sobre todo en el periodo colonial, lo que demuestra que no solo se concentró esta actividad en Santiago, como lo advierten los libros de historia. Lo hemos demostrado a través de información de músicos, instrumentos, compra de instrumentos, de orquestas. Además, apareció entre todo el material una fotografía de la orquesta franciscana que data de 1896. Nos hemos dado cuenta que había toda una dinámica en armonía con la sociedad civil”, explica.

La noticia de estos hallazgos no solo ha calado hondo en Chile sino en la comunidad internacional. “Vino hace poco el musicólogo Bernardo García Bernalt de la Universidad de Salamanca y considera que esto es solo la punta del iceberg. Respecto de las proyecciones, queremos reconstruir la historia musical de los franciscanos, no solo en Chillán, sino también en las misiones de La Araucanía”, comentó.

 

Fotos: Centro U. Talca